¡Hola!

¿Qué tal la semana? Espero que muy bien ☺

Tan importante es sentirse bien por dentro como por fuera. Mirarse al espejo y gustarse es vital para nuestra salud mental. No hablo de tallas ni cánones hablo sencillamente de encontrarnos bien con nuestro envoltorio.

El embarazo es una etapa preciosa pero de muchos cambios físicos, hay quienes disfrutan de estos cambios y quienes necesitan tiempo para adaptarse a los mismos. Lo importante, como ya he dicho, es sentirse bien.

En mi caso, contrariamente a lo que pensaba que sucedería, me siento muy a gusto en mi nuevo cuerpo y quizás hasta me preocupo más por arreglarme y verme guapa.

Un problema que surge es que parte de nuestra ropa ya no nos sirve o nos es incómoda en esta etapa. Puedes optar por comprar cosas anchas y prendas premamá y además darle una vuelta a tu armario e inventar nuevas combinaciones.

Así sucedió con este vestido de flores que había comprado en las rebajas de Stradivarius, pensaba que sólo lo utilizaría en verano pero la necesidad de aprovechar todos mis vestidos, porque la tripita ya me pide cosas sueltas, hizo que lo aprovechase con medias y con camiseta negra básica, por cierto muy de moda ☺

Los tacones son de Marypaz y la rebeca de alguna tienda local (no recuerdo).

El bolsito es de las rebajas pasadas de Stradivarius, al cual le añadí un pompón que compré en un todo a cien, realmente es un llavero y me costó 2 euros. Lo comento por si alguien quiere uno que ahora están muy de moda y suelen ser bastante más caros.

 

FELIZ VIERNES

♥♥♥