Hola a todos y feliz Agosto. 

Vamos a comentar los principales aspectos de una de las técnicas más solicitadas para la pérdida de peso. 

¿Qué es el balón intragástrico endoscópico? 

Es una técnica utilizada para la reducción de peso corporal.

Consiste, como su nombre indica, en colocar un balón de silicona en el estómago, a través de un procedimiento endoscópico.

¿Cómo se coloca?

A través de la vía oral del paciente se introduce el balón intragástrico cerrado. Una vez se llega al estómago, el balón se va llenando, generalmente con suero salino y azul de metileno y se deja flotando.

¿Por qué me ayuda a adelgazar?

Porque se produce una sensación de plenitud. Además se reduce el espacio de nuestro estómago para albergar alimentos.

¿Cómo y cuánto se adelgaza?

Debemos tener en cuenta que esta técnica NO es la primera herramienta para bajar de peso.

Siempre debemos haberlo intentado previamente con dietas y seguimiento profesional. En caso de haber fracasado anteriormente, se ofrece el balón intragástrico como ayuda. El balón se coloca durante 6 meses. Durante estos seis meses debemos seguir unas pautas nutricionales, aprender a comer de manera saludable, de esta manera, junto con el efecto saciante del balón, podemos perder hasta 20 kilos.

Una veces transcurrido los seis meses, se retira el balón intragástrico.

 

¿Todo el mundo es candidato para su colocación?

NO. Debe ser un médico especialista el que indique la intervención. Por normal general, aunque existen excepciones, el candidato perfecto será: Una persona mayor de edad con obesidad moderada, que previamente ha fracasado con otros tratamientos en su intento de pérdida de peso, y que está dispuesto a modificar sus hábitos alimentarios.

¿Cómo es el procedimiento?

Se trata de un procedimiento multidisciplinar donde el paciente es arropado por varios especialistas médicos, psicólogo y nutricionista. Elaboramos un seguimiento integral y personalizado. Una vez se haya realizado la valoración por todos los especialista se procede a la colocación del mismo.

La colocación del balón intragástrico es un procedimiento seguro y rápido, que se realiza bajo sedación profunda con la presencia de un anestesista.
Tanto la colocación como su retirada es un procedimiento ambulatorio, de tal manera que  el paciente vuelve a su domicilio el mismo día.
En general, es normal que los primeros días de adaptación, se presenten molestias gástricas, náuseas e incluso inicialmente algún vómito, por lo que se tiene que seguir una dieta y una medicación establecidas.

El apoyo y seguimiento médico, nutricionista y psicológico durante todo el programa, serán imprescindibles para consolidar un buen resultado. 

Si estás interesado puedes pedir más información …

Tlf: 922388813

 

Dra. Beatriz Martín